Vida Cervecera

Cerveza creada con restos de alimentos

El desecho de comida aprovechable se produce en todas las etapas de la cadena de producción, desde los campos de cultivo a los supermercados (que rechazan productos imperfectos) y los restaurantes (que los tiran en cuanto caducan), pasando por las propias fábricas.

Y de hecho, ya existen empresas que elaboran productos con alimentos que normalmente se desperdiciarían como una alternativa para reducir la ingente cantidad de comida que se tira en el mundo.

La idea de la empresa británica Toast, por ejemplo, es de lo más original: produce cerveza empleando los excedentes de barras de pan de las panaderías y los restos de pan desperdiciados por los fabricantes de sándwiches precocinados. Primero los tuestan, trocean y mezclan con agua para luego dejarlos fermentar con el lúpulo y la cebada para obtener la bebida.

La compañía ReGrained, por su parte, trabaja a la inversa. Sus fundadores, un par de científicos de la Universidad de la Universidad de California, han desarrollado la tecnología necesaria para rescatar el grano que sobra de la fermentación de la cerveza y transformarlo en una harina nutritiva para obtener barritas de cereales.

A medida que aumenta el número de consumidores concienciados con este problema global también crece la cantidad de empresas que reciclan excedentes o aprovechan partes de alimentos que les sobran a otros.

Post publicado en tecnoexplora.com “Reciclaje culinario: estas empresas usan restos de alimentos para hacer cerveza y zumo