Vida Cervecera

La cerveza hace a los hombres más inteligentes según un estudio de la Universidad de Chicago

Esto puede ayudar a explicar por qué Ernest Hemingway , John Cheever o Charles Bukowski fueron capaces de escribir sus obras maestras.

La cerveza hace a los hombres más inteligentes. Así lo dicen los investigadores de la Universidad de Illinois en Chicago. Ellos encontraron que los hombres con un par de cervezas encima encontraron mejores soluciones a los acertijos presentados que sus contrapartes sobrios.

Para llegar a esta conclusión sorprendente, los investigadores idearon un juego en el que a 40 hombres se les dio tres palabras y tenian que llegar a una cuarta que se ajustara al patrón. A la mitad de los jugadores se les dio dos chopps y la otra mitad no tomó nada.

¿El resultado? Los que tomaron cerveza resolvieron los problemas en un 40% más que sus contrapartes sobrios. Además, los bebedores terminaron sus problemas en 12 segundos, mientras que los no bebedores en 15,5 segundos.

“Hemos encontrado que con alcohol en la sangre en un 0,07, la gente era peor en tareas de memoria, pero eran mejores creativos en la resolución de problemas”, dijo la psicóloga Jennifer Wiley a la Behavioral and Brain Sciences Federation.

Wiley reconoció que sus resultados van en contra de la creencia popular de que el alcohol impide el pensamiento analítico y enturbia la mente.




“Tenemos este supuesto, que ser capaces de concentrarse en una parte de un problema es mejor para la resolución de problemas”, dijo Wiley. “Pero eso no es necesariamente cierto. La innovación puede ocurrir cuando la gente no está tan concentrada. A veces es bueno que se distraiga”.

Esto también puede ayudar a explicar por qué los borrachos delirantes como Ernest Hemingway , John Cheever o Charles Bukowski fueron capaces de escribir sus obras maestras.

Los investigadores también encontraron que los hombres tienen más probabilidades de resolver un problema cuando se trabaja en grupos de tres en lugar de dos.

“En grupos de dos, tienden a ser más educados, no para enfrentar o hacer preguntas”, dijo Wiley. “Sin embargo, al responder a una pregunta en un grupo de tres, no estamos enfrentando, usted está hablando para todo el grupo.”