cerveza artesanal, Vida Cervecera

Cervezas desde el Monasterio.

Una de las mejores cervezas del mundo es producida en Bélgica por monjes católicos. Conseguir la bebida, descrita por muchos como el “Santo Grial” es todo un suceso ya que hay que trasladarse hasta un monasterio en Westvletere.

Sólo se producen 4.800 hectolitros al año de la bebida emblemática, la Westvleteren 12 y conseguirla es difícil ya que deben comunicarse a determinadas horas, confirmar si hay disponibilidad y dar ciertos datos personales. Después se le confirmará la hora de entrega, para lo cual deberán ir hasta el monasterio.

Asimismo, su reventa está prohibida pero algunos bares se las ingenian para ofrecerlas, obviamente a un precio más elevado que el que se paga en el monasterio ya que mientras en las calles una sola puede llegar a costar 12 euros, en el lugar de fabricación, 24 botellas están 39 euros.

Su sabor es de higos, pasas, azúcar y frutos secos. Realmente suena como una delicia para el paladar, el tema es ir hasta Bélgica a traerse las botellas. A ver si permiten su venta en América. Seguro que los que gustan de las cervezas estarán más que agradecidos.